18/4/13

De hija a madre...que ya era hora¡

A ver, una ya tiene una edad..y como todos los que habéis pasado por aquí, ya sabéis que sucede que llega un momento en la vida en que a tu alrededor sólo se habla de una cosa: niños.

Así que sí, estoy pasando ese momento invasión infantil en el que todos tus amigos y amigas, tienen hijos, o barrigas o están en camino de (incluida yo...) y esto pues le hace a una reflexionar...o no? y menos mal que puedo reflexionar sobre algo menos deprimente que la trillada crisis....así que hoy estoy contenta de escribir un post que hable sobre otra cosa... eso sí, con final feliz..como corresponde.

Pensaba que la vida tiene ciclos, fases que empiezan y terminan. Y yo creo que todo adquiere mas sentido cuando uno es además consciente de ello, porque puede en justicia aprender del pasado, otorgar valores mas justos a los acontecimientos, hacer análisis mas acertados de las experiencias, comprender que la perspectiva del tiempo hace que el significado de todo se transforme, se ajuste. Comprendemos que esas cosas que nos han pasado y hemos vivido como horribles, incluso imposibles de superar, al final se superaron, al final, fueron positivas, si no las hubiésemos vivido habríamos dejado de aprender cosas realmente importantes....hagamos un repaso cada uno en su casa, en silencio, no encontráis un montón de ejemplos? menos mal que no me concedieron la hipoteca, ahora estaría asfixiada, menos mal que aquél cretino decidió dejarme, ahora no estaría viviendo una relación mas sana, menos mal que me despidieron de aquella empresa, nunca habría encontrado el valor de buscar otro empleo que me gustara mas....por comentar algunos casos..no hablo de mi eh...noooooo no no no que va.

Pero esto no va de mi como digo, va de justicia, va de equilibrio, va de justa correspondencia, va de amor.

Anoche pensaba en que nunca fui una niña especialmente conflictiva, creo, aunque algún disgusto gordo dí..que aburrimiento de niña sería si no, pero aun así...las madres, la madre, la mía... santa paciencia.

Aclaro ahora que mi reflexión de ayer giraba en torno a la maternidad, pero no la mía, que aun no ha llegado, sino en este caso, la de mi "pre-yo", mi madre¡

Las madres tienen un papel muy desagradecido, la verdad, seamos honestos. Encargadas de la disciplina, de la educación, del castigo, de la reprimenda, y destinatarias mudas del enojo de los niños, del desprecio de los adolescentes, del abandono de los jóvenes y al final de la ingratitud de los adultos y ahí quiero llegar.

Quiero compensar a mi madre por ello, por su trabajo, por su dedicación, por su amor tan grande, inagotable, paciente, generoso, auténtico. Porque pasé como todos por esas fases, porqué les critiqué, no les comprendí, les culpé, les hice daño...y todo eso es quizás consecuencia de la edad, pero ya pasó, ahora es momento de decirte mamá, que ahora te comprendo, te admiro, y te adoro. Soy consciente de todos los sacrificios que hiciste, de todo el cariño que pusiste, de toda la fuerza inmensa de aguantar a veces el dolor de pensar que tu labor no es comprendida. "Cuando seas madre"...me decía...y sí, tiene razón, y eso que aun no soy madre, pero será que tengo la edad de serlo porque ahora sí mamá, te entiendo...y mi corazón sólo puede estar lleno de gratitud y de ganas de devolverte cada día un poquito de lo que sin pensártelo 2 veces tu has dado por mi, y es una lástima que ahora me toca gestionar a mi, pensar que no existe tiempo en la vida suficiente para agradecer como sería justo, el trabajo de una madre, de mi madre.¡

Gracias mamá.... Te amo.



(no es por nada señores, pero qué madre la mía....de tal palo tal astilla y no lo digo por esta humilde astillita si no por el palo del que sale mi madre....ébano del bueno señores, como el de las figuritas que adornaban el salón de la abuela Nena que era un espectáculo de mujer también....)

PD: Quiero dar una mini noticia, aun medio a escondidas...este blog anda de capa caída pero no es por desidia amigos....próximamente..novedades¡¡ Y gracias por la paciencia amig@s, serán justamente recompensados.





5 comentarios:

  1. Tu madre es muy especial, es simpática en su justa medida (así nunca cansa), amiga sin medida, buena consejera, humilde y sobre todas las cosas tiene la virtud de hacerte ver que... casi todas hemos vivido por algunas de esas malas rachas, que no estás sola, que la tienes para todo.No sé si estará hecha de ébano, pero para mi es una verdadera joya. Yo también estoy orgullosa de haberla encontrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo merecer tanto!!!! Fabi, yo también tesquiero....

      Eliminar
  2. Hija, cuando eras pequeñita eras lo mas lindo que había parido madre, y me daban ganas de comerte.... afortunadamente nunca me he tenido que arrepentir de no haberte comido... y si algo me duele es tenerte tan lejos y no poderte dar un abrazo y besos tan a menudo como me apetece. Aun así le doy las gracias a las nuevas tecnologías que nos mantiene tan en contacto y nos podemos ver cada vez que nos apetece. Te quiero mi niña!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de no haber merecido nunca haber sido deborada....en breve estoy a tu ladito pa achucharnos..Tesquiero¡

      Eliminar